Reconociendo el Patrimonio edificado en Suchitoto.

Al hablar del patrimonio edificado de Suchitoto, es importante partir de lo explicado por el antropólogo Hugo de Burgos, refiriéndolo  a los años en que se formó la República cuando afirma: “fue en esos años cuando nació el Suchitoto que hoy conocemos; y son esos años – los años de la conformación de la república – y no los años coloniales, los que verdaderamente deberían tener significado nacional, relevancia histórica e importancia cultural para nuestra identidad y la de Suchitoto. La majestuosidad arquitectónica de Suchitoto no es bella porque pueda o no tener características coloniales; más bien, su belleza yace en el hecho de que es nuestra, y porque refleja el empeño, la laboriosidad y la voluntad de un pueblo al que se le dio la oportunidad de nacer independiente y de crear su propia identidad”. (Hugo de Burgos)

Aunque la mayoría de guías de turismo siguen diciendo que Suchitoto es colonial, los historiadores reconocen que la ciudad corresponde al periodo republicano. Pero para la mayor parte de suchitotenses más allá de si es o no colonial, lo más importante es que la ciudad con sus calles empedradas, sus Iglesias, construcciones, parques y casas son una reliquia antigua donde algunos desean mantener y otros trasnformar.

Una consideración muy importante para entender al municipio en relación al patrimonio, es que  buena parte de los pobladores actuales no son pobladores originarios del municipio, muchos de estos vinieron luego del conflicto armado y esto posiblemente explica porque pocos se identifiquen o tengan conciencia sobre la importancia de proteger el patrimonio de aquellas edificaciones con las que se identifican como suyas las y los que sí son originarios del municipio y han vivido su historia.

Ahora bien, esto tampoco significa que todos los pobladores originarios estén dispuestos a preservar o recuperar el patrimonio del casco urbano con hechos reales. El proyecto de remodelación del parque San Martín ha despertado voces que pretenden defender los espacios públicos como patrimoniales, pero por otro lado podemos ver muro adentro de algunas casas construcciones modernas donde ha desaparecido casi todo vestigio del patrimonio de las construcciones antiguas de los hogares.

A pesar de las declaratorias  de “Conjunto Histórico Nacional” 1977  y  “Conjunto histórico de interés patrimonial” 1997 y de incluso contar con sitios protegidos con el emblema de “Bien Cultural protegido” de la ONU, sumado a los esfuerzos y ordenanzas municipales, podemos ver que hay casas que mantienen sus fachadas antiguas, con algunos balcones de hierro forjado y puertas de madera, pero al observar sus interiores han sido transformados con remodelaciones y construcciones de materiales modernos.

Este hecho probablemente evidencie que muchos suchitotenses entienden como patrimonio sólo las construcciones y espacios públicos sin reconocer los espacios privados construidos de las viviendas antiguas como parte de este.

Esto nos muestra la importancia de conocer y reconocer que es el patrimonio cultural de Suchitoto y cómo podemos proteger todo el patrimonio edificado del municipio.

Si bien es cierto que una de las prioridades de la municipalidad es el desarrollo social y económico del municipio, es muy importante tener en cuenta que las características arquitectónicas y patrimoniales de la ciudad  deben de ser preservadas y conservadas en Suchitoto.

El auge de un interés desmedido y no planificado por explotar el turismo de la ciudad  puede crear conflictos sociales, que empiezan a ser evidentes con el proyecto del Parque San Martín, donde surgen voces que defienden un espacio identificado como patrimonial frente a una municipalidad que busca mejorar los espacios públicos, pero debe mejorar la validación y comunicación de sus proyectos con el pueblo.

En anteriores artículos hemos comentado sobre la importancia de una mayor coordinación entre todos los sectores y el gobierno local, para desarrollar estrategias que permitan incluir a todas y todos en los planes de desarrollo municipal.

Es necesario que los 4 sectores tengan claro que, la importancia principal del patrimonio cultural, no radica únicamente en la potencialidad económica que pueda significar, sino en hacer que la población del lugar se sienta identificada en un patrimonio común, que une vidas, del pasado y del presente, para configurar lo que es la identidad del municipio en la actualidad.

Si bien es cierto existe una contradicción práctica en la Ley de patrimonio y las Ordenanzas municipales que pretenden proteger el Patrimonio pero no aportan ni facilitan los recursos necesarios para proteger, conservar  y restaurar.

En Suchitoto es importante potenciar el trabajo de concienciación sobre temas de memoria histórica y patrimonio cultural como el emprendido por el CAP, mediante el Museo Comunitario La Memoria Vive, que en sus inicios (2009) involucró a más de 60 jóvenes en la defensa y rescate de la memoria histórica, pero que últimamente se ha distanciado de las juventudes en su proceso de  producción de exposiciones debido a la falta de recursos económicos para este esfuerzo.

Consideramos que es muy importante que los diversos sectores de la vida productiva de Suchitoto y las y los pobladores conozcan que y cuál es el valor de nuestro patrimonio a fin de incidir en su protección, conservación y saber cómo este puede beneficiarnos de manera sustentable y responsable.

Recientemente el Gobierno a través del MITUR y SECULTURA anunciaron la ruta turística cultural que partirá del Parque Arqueológico Cihuatán en Aguilares, conectando con la ciudad de Suchitoto y terminando en el sitio arqueológico de Ciudad Vieja.  ¿Se han reunido ya los sectores involucrados para planificar y evaluar qué significa este proyecto, y si en realidad estamos preparados para proteger los bienes patrimoniales del municipio?.

¿Cómo podemos contribuir en la protección y conservación del Patrimonio en  Suchitoto?

A continuación, mencionamos algunas ideas generales para la adecuada gestión y protección del patrimonio cultural en Suchitoto.

Identificar el patrimonio cultural. Una de las primeras tareas de gran importancia es saber dónde, cuántos y cuáles son los bienes culturales que cuenta la ciudad y cada una de nuestras comunidades  para poder identificarlos, protegerlos y cuidarlos eficazmente.

Planificar una gestión adecuada. Es necesario establecer una estrategia general de defensa y planes de manejo para nuestros sitios y monumentos más importantes exigiendo a las autoridades correspondientes como SECULTURA su apoyo.

Estimular la participación comunitaria en el cuidado de los bienes culturales.

Para ello es indispensable la educación, así como establecer incentivos para la formación de grupos de apoyo y la inclusión de la comunidad en la toma de decisiones, difundiendo y dando a conocer nuestro patrimonio, las necesidades de protección, sus ventajas y sus posibles beneficios.

Elaborar normativas y ordenanzas  de protección.

Entre otras medidas, incluye declarar zonas intangibles en y alrededor de los sitios y monumentos, establecer zonas rígidas en los centros históricos, aplicar normas en la construcción, cuidar del ornato e higiene, etc. Si bien el país cuenta con una Ley de Patrimonio y Suchitoto cuenta con algunas medidas y ordenanzas municipales, como ciudadanas y ciudadanos podemos exigir y contribuir en su cumplimiento.

Establecer circuitos culturales.

El desarrollo de circuitos de recorrido a través del turismo cultural, si es adecuadamente planificado, puede significar ingresos no sólo para el mantenimiento y preservación de los sitios y monumentos, sino también beneficios económicos para las comunidades y la población en general.

Fortalecer el trabajo de museos y centros culturales.

En Suchitoto contamos con varias iniciativas de colecciones como el Museo de La Moneda, la Casa Museo de Alejandro Cotto, pequeñas colecciones de objetos y fotografías en Restaurantes y Hostales y el Museo La Memoria Vive del Centro Arte para la Paz, desde donde se trabaja por la memoria histórica,  la difusión y promoción del patrimonio cultural.

 

Es necesario recordar que el Patrimonio Cultural, tiene sentido, únicamente, cuando cumple la función de dar identidad y dignidad a la población involucrada, de otra manera se desnaturaliza y pierde su razón de ser.

La protección y defensa del patrimonio cultural es, una tarea que compete no sólo al Gobierno e instituciones culturales, sino también a cada ciudadano y ciudadana. La tarea más importante es lograr un cambio de actitud en la comunidad en general y sensibilizar a la población en torno a la importancia y valor de nuestro legado: como ciudad vieja, nuestra Iglesia, los monumentos, parques, casas, nuestros patrimonios familiares o las antiguas y amarillentas fotografías son importantes vestigios del pasado, son la memoria de nuestro municipio que todos y todas debemos contribuir a resguardar.

Comparte en: