Inicia “Azul Azul Festival del Añil en Suchitoto”

“Azul Azul Festival del Añil Suchitoto”  Con este festival Suchitoto no solo busca posicionar la ciudad y sus productos en el mercado sino mostrar los diferentes esfuerzos que existen y se hacen por rescatar la cultura del añil y compartirla con la población local y nacional como integrante de la Ruta Azul la cual ha sido promovida por el Ministerio de Turismo.

Es por ello que este sábado 1 y domingo 2 de julio varias organizaciones y grupos de artesanos y artesanas  han preparado diferentes actividades artísticas y culturales que teñirán de azul a Suchitoto.

Entre las actividades que se han preparado se encuentran tours para conocer los obrajes y cultivos de añil, visita a talleres de teñido en el casco urbano, venta de diferentes productos artesanales teñidos en añil, elaboración del telón más largo de añil que será colocado desde el campanario de la Iglesia Santa Lucia, desfile y pasarela con prendas y accesorios de añil con modelos locales y la elevación de globos iluminado. Todo esto acompañado de actividades artísticas y musicales así como oferta gastronómica local.

Sábado 1 de julio:

Tour hacia la hacienda Los Nacimientos. Hora de salida 2:00 PM (Plaza Central)

Durante toda la tarde se desarrollará en la plaza central la feria y venta de productos artesanales en añil, así como diferentes actividades artísticas sin faltar la oferta gastronómica local.

Lanzamiento de Globos iluminados Hora: 7:00 PM

 

Domingo 2 de Julio:

Talleres interactivos en Hacienda Los Nacimientos, Arte Añil y La Concertación de Mujeres. Hora: 9:00 am, en adelante.

Concierto Grupo de Arpas. 9:30 am Plaza Central

Acto Protocolario. 10:00 am

Lanzamiento del telón más largo en añil (15 metros) desde la Cúpula de la Iglesia. Hora 10:40 am

Durante el día se desarrollará en la plaza central la feria y venta de productos artesanales en añil, así como diferentes actividades artísticas y culturales sin faltar la oferta gastronómica local. Venga y disfrute en familia, Suchitoto lo espera.

 

Mire la programación completa aquí:

 

Conozcamos la Hacienda Los Nacimientos

Actualmente una de las haciendas que sobrevive y -lo más importante- que mantiene la tradición del añil es la Hacienda Los Nacimientos, esta propiedad está ubicada en el cantón San Lucas Suchitoto a 45 Km. de la ciudad capital y a solo 10 Km. del sitio arqueológico Cihuatán y a 17 Km. de la ciudad Suchitoto.

Se dice que la Hacienda Los Nacimientos surge a finales de 1800 y tuvo actividad agrícola y añilera. En la década de los ´80 a raíz del conflicto armado esta fue casi abandonada. Es hasta 1995 que su nueva dueña y heredera doña  Rhina de Rehmann, como un homenaje a su padre, retoma la hacienda e inicia el proyecto de convertirla en un centro cultural y de agro turismo.

“La Hacienda Los Νacimientos nació en 1995 con la visión de sobresalir en el área de la agroindustria rural, posicionándose a partir de ese momento como un líder competitivo, portador de salud, trabajo y bienestar social a todos sus allegados.

Los Νacimientos tiene como visión desarrollar y explotar eficientemente sus recursos naturales y sus procesos agroindustriales respetando el medio ambiente, mediante la implementación de técnicas de agricultura orgánica para ofrecer productos y servicios competitivos, con un alto valor agregado a los mercados locales e internacionales, trabajando con un personal eficaz y comprometido con los objetivos de la empresa, a través de un trato digno y justo.

A partir de 1995 la empresa se ha constituido en un pilar importante para el desarrollo de la agricultura orgánica en el país.  Los Νacimientos, ha invertido en la investigación de la agricultura tropical sostenible, como una forma de potencializar el valor agregado de sus cultivos y productos, ha implementado normas de producción orgánica y buenas prácticas agrícolas y de manufactura, obteniendo así condiciones vitales para competir en el actual mundo globalizado y poder llegar a ser auto sostenible e innovador.

La empresa busca relaciones comerciales estratégicas con empresas europeas y americanas, en el sector de ingredientes naturales para la industria de cosméticos, alimentos y farmacéuticas.

Desde el 2000 la hacienda Los Νacimientos se especializa en la producción de polvo de añil orgánico de alta calidad con un porcentaje de índigotina de entre 50-55%.  Actualmente se exporta el polvo de añil a Alemania, Francia, Perú y Turquía”.

A parte de la agricultura tropical sostenible y la producción orgánica y artesanal de añil en hacienda Los Nacimientos se ofrecen diferentes productos artesanales elaborados en textiles teñidos artísticamente con diferentes técnicas y procesos artesanales. Además se ofrecen otros productos, talleres y visitas guiadas a los turistas para que conozcan todo el proceso y aprenden más sobre la transformación del verde al azul; además de recorrer las plantaciones de jiquilite y los verdes campos y paisajes de la hacienda, permitiendo a los visitantes el contacto con la naturaleza.

En el casco urbano podemos encontrar también diferentes esfuerzos individuales y colectivos que buscan posicionar al municipio en el mercado del añil con sus procesos de elaboración artesanal en el teñido y la adaptación a nuevas propuestas, productos y diseños textiles.

 

Un poco de historia sobre el oro azul

En nuestro país la planta de jiquilite o añil tuvo su época de esplendor y auge durante el periodo de la conquista, aunque más tarde a mediados del siglo XIX con la introducción del café y otros productos decayó su cultivo. De esa floreciente época del oro azul, sobreviven algunas haciendas y la tradición por el cultivo, los obrajes y los procesamientos artesanales de la elaboración del añil. Algunas de estas haciendas y obrajes continúan cultivando, procesando e incluso exportando a otros países de Europa.

La historia del añil en Suchitoto se remonta hacia los finales de 1700 en donde algunas de las haciendas del pueblo comenzaron a cultivar y procesar el añil. Este trabajo era realizado principalmente por originarios de la zona  a pesar que la Legislación colonial de aquel entonces  lo prohibía, debido a la disminución considerable de la población indígena a causa de enfermedades y la explotación a que eran sometidas dichas poblaciones en la producción de añil.

La mayor parte del añil o jiquilete  que se cultivaba y procesaba en los obrajes de las haciendas era transportado a Guatemala donde se comercializaba para ser exportado hacia Europa.

Se dice que desde 1800 el añil fue el principal producto que le dio impulso a la vida económica de Suchitoto. El cultivo se intensificó y muchas de las 27 haciendas que existían en aquellos años en Suchitoto cultivaron el jiquilete. Muchas de estas haciendas combinaban el cultivo del añil con la producción de ganado y otros cultivos. Al perder importancia el añil y su consecuente desaparición a principios de 1900 las haciendas continuaron con otros cultivos y la producción de ganado, y eventualmente la producción de la caña de azúcar.

Con el tiempo los obrajes se sustituyeron por los trapiches donde se procesaba la caña para producir azúcar para exportación y dulce de panela para el consumo local.

La decadencia del añil se debió  principalmente a la baja en su demanda en el mercado europeo, al descubrirse y comercializar el uso de tintes sintéticos que fueron más rentables por su precio y durabilidad. En El Salvador la mayoría de los productores no se preocuparon por mantener y mejorar la industria añilera puesto que en esos tiempos también surgió otro producto para la exportación: el café, cultivo que sustituyó considerablemente al añil y que llego a convertirse en pilar económico de la agricultura de aquellos tiempos.

Hacia principios de 1900, era poco el añil que se producía en El Salvador, la mayoría de agricultores dejaron de cultivarlo por la falta de demanda y por dejar de ser rentable. Sin embargo, en Suchitoto el añil se cultivó hasta 1930. Los últimos lugares en que se cultivó el añil fueron en los alrededores de la Hacienda Santa Rosa.

Conoce un poco más sobre el añil en el siguiente video producido por la UCA.

 

 

Alina Menjivar: licenciada en Administración de Empresas con un Diplomado en Políticas Públicas y Gobernanza Local y post grado en Estudios de Género Feminista. Es parte de la Colectiva Feminista.

 

 

Comparte en: