La oportunidad de proyectar el añil como artesanía de Suchitoto.

Suchitoto forma  parte de “La Ruta Artesanal” que integra junto a otros tres municipios: San Sebastián, Ilobasco y La Palma, siendo una de las ocho rutas  desarrolladas por la Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR) y el Ministerio de Turismo MITUR.

Si bien el propósito es fomentar el turismo, al formar parte de esta Ruta debemos reconocer que Suchitoto no cuenta con un producto o artesanía que sea representativo o lo identifique a diferencia de los tres municipios. Pero si damos una mirada acuciosa y futurista notaremos que hay 2 productos que podrían identificar al Municipio: el añil y la producción de artesanías a partir de la ninfa que crece como hierba en el lago. Ambos son procesos de largo aliento, de los cuales vale la pena reflexionar.

Es por ello que –en esta oportunidad- consideramos importante compartir una propuesta del consultor Alejandro Gómez Lara, quien propone la unificación del sector artesanal e iniciar un proceso que permita convertir al añil como un producto de denominación de origen que pueda identificar el trabajo artesanal de Suchitoto.

El añil como producto de Denominación de Origen en Suchitoto.

Este año me deja un par de inquietudes y una de ellas es una deuda pendiente de escribir un poco sobre un proyecto para Suchitoto. Durante nuestra última visita, -por un trámite en la Alcaldía-, fuimos por la obligada fotografía frente a la Iglesia de Santa Lucía. Después de un rato nos detuvimos en una tienda de artesanías de añil, que está convenientemente ubicada esquina opuesta al parque y la plaza frente a la Iglesia.

Después de un rato de disfrutar de todos los objetos y piezas teñidas, mi amante y esposa se enamoró de algunas y emocionada compro. Busqué un detalle para nuestra Secretaria, pero no había NADA que identificase artesanía alguna con el nombre Suchitoto… hable con la persona encargada de la tienda, quien nos había atendido muy amablemente y me dijo que sus prendas (ella diseña y produce) “llevan su marca”; y en efecto las piezas de añil (vestidos, blusa y otros) tenían viñeta, PERO NO LA PIEZA, y al retirar la viñeta (es lo primero que hacemos con una prenda nueva) esta desaparece… y eventualmente se olvida su marca, por bella que sea la pieza.

Ante esta situación, comente con ella mi descontento al encontrar artesanías de diferentes lugares, en Suchitoto (incluso de Guatemala y México), pero no hay una artesanía que identifique a Suchitoto, como lo es la artesanía en madera de la Palma, o las telas de San Sebastián, etc

Hace algún tiempo escribí sobre la necesidad de desarrollar artesanías ´propias de cada destino, y retomo ahora con esta idea, con la facilidad de que ya existen organizaciones locales que promueven la producción, proceso y comercialización del añil como colorante y de las piezas de ropa teñidas con añil.

Aclaro que si bien es cierto el añil NO es de origen exclusivo de Suchitoto, bien puede ser un producto con Denominación de Origen Controlado. Toda una locura, pero bien vale la pena  verificar su viabilidad antes de declararla como tal.

¿Qué es la Denominación de origen?

En la Mesoamérica precolombina, el añil se extraía de diversas especies de plantas del género Indigofera conocidas hoy con el nombre de jiquilite, y se usaba normalmente para teñir túnicas y ropajes sacerdotales. El añil americano también formaba parte de la fórmula del pigmento azul maya, de notable estabilidad. En la región se produjo índigo natural hasta mediados del siglo XIX, momento en el que comenzaron a descubrirse y fabricarse industrialmente los colorantes sintéticos en Europa.

Denominación de origen (D.O. o D.O.C., en Francia A.O.C.) es el nombre de una región, de un país, que sirve para designar un producto agrícola o alimenticio, cuya calidad o características se deben fundamental y exclusivamente al medio geográfico con sus factores naturales y humanos, y cuya producción, transformación y elaboración se realicen en la zona geográfica delimitada.

D.O.C. es una calificación que se emplea para proteger ciertos productos (agrícolas o alimentos) que, desde tiempos antiguos se producen en una zona determinada, contra productores de otras zonas que quisieran aprovechar el buen nombre que han creado los originales, en un largo tiempo de fabricación o cultivo.

Los productores que se acogen a la denominación de origen, se comprometen a mantener la calidad lo más alta posible y a mantener también ciertos usos tradicionales en la producción, como por ejemplo, en el caso del vino, en ciertas zonas se exige utilizar la uva tradicional de la zona. Asimismo, suele existir un consejo regulador de la denominación de origen, que autoriza exhibir el distintivo a los productores de la zona que cumplen las reglas.

La ventaja fundamental de la denominación de origen es que garantiza al  consumidor un nivel de calidad más o menos constante y unas características específicas. A cambio, los productores pueden cobrar sus cuidados por mantener la calidad con precios más altos. También se señala que ésta fomenta la organización del sector productivo y facilita el acceso de productores a mercados nacionales e internacionales.

Un caso famoso de denominación de origen ocurrió cuando los franceses hicieron la marca Champagne (y champaña o champán) D.O.; lo que hizo que los productores de vinos espumosos con método champeniose de producción, tuvieran que inventarse otros nombres. En España se adoptó el de Cava. Otro caso fue el de Jerez.

La Denominación de Origen Controlada une a un producto con su origen geográfico y lo somete a reglas de producción y elaboración. Los productos reconocidos en AOC son la expresión de un vínculo íntimo entre una producción y un terruño, todo ello aplicado y perpetuado por los conocimientos técnicos de los hombres.

Contexto: El añil en Suchitoto

El sector del añil ha sido en las últimas dos décadas un sector dinámico que venía registrando crecimientos continuados tanto en cuanto a la producción como en cuanto a los activos implicados. Ha habido más personas involucrándose el este rubro en diferentes lugares del país y con diferentes técnicas, lo que ha permitido una mayor variedad de prendas, lo que ha permitido el uso de otros elementos o materiales y cuya diversificación lo ha vuelto más versátil y ampliado la oferta. Sin embargo, la situación de estancamiento que a sufrido el mercado turístico de Suchitoto, aun con las actividades de promoción que se han realizado, como el reciente “Azul Azul Festival del Añil en Suchitoto” aún no logra un despegue importante y lo que ha provocado una inflexión en las tendencias y en las perspectivas de futuro.

Esta situación ha provocado que el propio sector haya propuesto que se ponga en marcha un proceso de reflexión estratégica que permita centrar la atención sobre sus esfuerzos de producción, difusión y comercialización y empezar a trazar objetivos de futuro y determinar estrategias que permitirán esta nueva etapa de reposicionamiento.

Proceso sugerido.
El proceso de preparación para definir la estrategia en el ámbito de la transformación y comercialización de la denominación de origen tiene como punto de partida el trabajo desarrollado para la definición de este, específicamente en la artesanal. El desarrollo del nuevo plan tiene por objeto impulsar el desarrollo de una artesanía fuerte, competitiva y sostenible vinculada al producto local y de calidad.

Dada la necesidad de dar al añil un lugar preponderante en Suchitoto, ante la ausencia de otro producto que lo distinga como centro artesanal en el mapa turístico nacional (e internacional), el primer paso es el reconocimiento de la necesidad de dar identidad y de llevar adelante el proceso de reflexión y el acuerdo de puesta en marcha del proceso.

El trabajo debe comenzar con la definición de la estructura de gestión del plan. Pára lo cual se ha considerado involucrar a los actores reales del mismo y quienes han de dar seguimiento y validación del plan. A este efecto, se debe de buscar la participación de: La Colectiva Feminista, la Concertación de Mujeres de Suchitoto, Fundación Ayuda en Acción, CORDES, la Casa de la Cultura y todas las artesanas del añil en Suchitoto. Además se buscará el apoyo de la Municipalidad , la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE) y el Ministerio de Turismo (MITUR).

(I parte) Por: Alejandro Gómez Lara,


Alejandro Gómez Lara, consultor especializado de la Organización Mundial de Turismo OMT en temas de Desarrollo Local y Turismo.

 

 

 

 

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *