La justicia de El Salvador sigue condenando a las mujeres.

Cuando creamos La Gaceta Suchitoto, nos propusimos hablar y escribir sobre temas culturales del municipio, destacando las cosas positivas, con comentarios y propuestas creativas que contribuyan al debate en la construcción del diálogo y participación ciudadana donde las nuevas y viejas voces del pueblo puedan tener cabida. Pero los recientes casos de injusticia del sistema salvadoreño, rebalsan los limites de tolerancia, y esfuerzos por mantenerse al margen del tema de la violencia, abusos e injusticias hacia las mujeres.

Compartimos el comunicado de Organizaciones defensoras de derechos humanos quienes se pronuncian en contra del fallo del caso de Teodora Vásquez, ante el Tribunal Segundo de Sentencia que reafirmó la condena a 30 años de prisión para Teodora.

Tribunal 2° de sentencia NO reconoce su error y mantiene la condena a Teodora del Carmen Vásquez

Organizaciones nacionales e internacionales defensoras de derechos humanos, rechazan la decisión de los jueces que integran al Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador, quienes no tomaron en cuenta la prueba científica presentada por la defensa “la justicia debe servir para que la gente viva mejor y no para separar a las familias como ha pasado con Teodora desde hace 10 años alejada de hijo” expresó Morena Herrera.

Un Tribunal de primer nivel debe ser capaz de reconocer que cometieron un error en 2008, cuando privaron de libertad a Teodora. Los jueces: Lic. Alejandro Guevara Fuentes, Lic. José Luis Giammattei y Lic. María del Pilar Abrego de Archila; fueron recusados por la defensa, sin embargo la sala de lo penal los confirmó para que ellos conocieran nuevamente en la audiencia especial de revisión de sentencia este 13 de diciembre de 2008; porque eran imparciales, justamente se les había recusado por la carga de prejuicio que habían tenido en la primera sentencia”.

La criminalización de Teodora denota la manera en la que opera el sistema judicial sin atención a las pruebas y usando la sana crítica pero desde sus propios prejuicios para abordar los casos de las mujeres.

Denunciamos
  • La violación sistemática de derechos en contra de Teodora del Carmen Vásquez y su familia, su caso es como el de muchas mujeres del país que han tenido este tipo de procesos judiciales.
  • El doble estándar con el que el sistema judicial opera, hemos visto cómo de manera reiterada los agresores son tratados con indulgencia mientras que a las mujeres como Teodora no se les reconoce su derecho a presunción de inocencia son procesadas y tratadas como culpables y se les revictimiza.
  • Instamos al sistema judicial a que su sana crítica esté sustentada desde la prueba científica y que no sean sus prejuicios los que primen en estos casos.

Deseamos que Teodora pueda reencontrarse con su familia, su hijo la necesita.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *