Los pétalos tienen su propio idioma.

Con el título “Los pétalos tienen su propio idioma” una vez más Gerson Tobar nos entrega un nuevo ejercicio fotográfico, y esta vez con un acercamiento al centro del universo de la naturaleza: las flores como símbolos de un lenguaje diferente que nos habla cada día sobre su infinita belleza, diseño y la fragilidad de la vida en los pequeños jardines que crecen y se cultivan  en la ciudad.

Con su lente Gerson explora la naturaleza en busca de su belleza más simple y maravillosa, viéndose y sintiéndose parte del universo natural que nos rodea.

Vivo aquí en un pozo de vino con semillas de almendras y tostadas con chocolate amargo, Soy un elote que ha crecido sin plagas.” Gerson Tobar

Comparte en: