El vuelo del colibrí en Suchitoto.

¿Por qué usamos un colibrí como parte de nuestra marca en La Gaceta Suchitoto?

El Colibrí es una de las aves más pequeñas y especiales del mundo. Simboliza muchos conceptos diferentes, debido a su velocidad, el colibrí se conoce como un mensajero, y guardián del tiempo. Es polinizadora y la única ave capaz de volar hacia atrás, hacia los lados, arriba y abajo, adelante y a pesar de su tamaño su aleteo es el más rápido del mundo alcanzando hasta 55 aleteos por segundo.  El colibrí es un ave pequeña de colores brillante, en las culturas mesoamericanas como los mayas valoraban mucho su plumaje por la intensidad metálica de sus colores.

El colibrí tiene un significado espiritual muy poderoso. En los Andes de América del Sur el colibrí significa resurrección. Parece morir en las noches frías, pero vuelve a la vida de nuevo al amanecer.

Para muestra de su importancia, entre nuestros antepasados los mayas, el colibrí ocupaba un lugar privilegiado, representaba como una suerte de ave mensajera entre los dioses y los humanos.

El mito Maya del Colibrí

En las leyendas mayas, se dice que  los Dioses crearon todas las cosas en la Tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Cuando ya habían terminado, se percataron de que necesitaban también a un encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro. Necesitaban un mensajero.

Como ya no les quedaba ni barro ni maíz para hacer más seres, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña, entonces soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Y la flecha…cobró vida, pues los dioses habían creado al x ts’unu’um(colibrí).

El colibrí nació tan frágil como bello, y  podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo, sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores del arco iris. Entonces los hombres trataron de atrapar a ese hermoso pajarito  para adornarse con sus hermosas plumas de colores metálicos. Se dice que los Dioses, se enojaron y dijeron: “si alguien osa atrapar algún colibrí, éste morirá”. Por eso entre los mayas respetaron y admiraron siempre al colibrí… y éste pudo llevar el encargo de ser el mensajero de los dioses, para lo que fue creado.

Los Aztecas, reconocían a los colibríes como aguerridos y valientes guerreros, por éso era el símbolo de su dios de la guerra Huitzilopochtli, y los admiraban porque, a pesar de su tamaño, mostraba gran fuerza y energía al volar.

Al observar a los colibríes, vemos que son aparentemente incansables. Siempre buscando activamente lo esencial. Son migradores increíbles, algunos colibríes son conocidos por viajar hasta 2000 millas para llegar a su destino. Esta cualidad nos recuerda que debemos ser persistentes en la búsqueda de nuestros sueños, y adoptar la tenacidad del colibrí en nuestras vidas.

En tal sentido y con esa simbología retomamos esta pequeña ave, el colibrí como parte de nuestro imagotipo. Queremos ser el colibrí de las buenas ideas y los pensamientos constructivos de nuestra gente, teniendo la capacidad de volar hacia atrás y aprender las lecciones del pasado, siendo persistentes y tenaces en la búsqueda de cosas positivas  y ser polinizadores de sueños y esperanzas, retomando lo esencial y compartiéndolo con todas y todos.

Retomamos el reto de ser un medio que nos permita construir diálogos, puentes, nexos, vínculos que nos acerquen al entendimiento, a la concertación, a la discusión colectiva y constructiva haciendo uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Asumiendo la responsabilidad  de ser consecuentes con la sororidad y la solidaridad entre hermanas y hermanos suchitotenses.

Imagotipo: Es la representación gráfica de una marca a través de una o varias palabras junto a un icono.

 

Comparte en: