Conociendo al equipo de La Gaceta: Gerson Tobar

Mi nombre es Gerson Tobar y nací en la noche gélida del 2 diciembre de 1993 en la ciudad de Suchitoto de donde naturalmente son mis padres. Soy el primero de 2 hijos. Mi madre Cruz Marina Tobar era muy joven cuando me dio a luz apenas tenia 16 años. Como madre joven le tocó una vida muy difícil, dura y acelerada ya que mi padre no estaba y eran tiempos de posguerra. Recuerdo que nos mudamos muchas veces y vivimos en diferentes lugares como mesones donde compartimos techo, necesidades y alegrías. Los mesones son lugares donde vives cómo una sola familia con desconocidos. Mi abuela es una mujer fuerte a quien admiro mucho, ella sacó adelante a 12 hijos y a unos 20 nietos.

Estudie hasta sexto grado en el Centro Escolar profesora Eugenia Cristina Bonilla donde tuve buenos profesores, y viví bonitos momentos con excelentes amigos de infancia y una inocencia que hacía brillar los ojos llenitos de fantasía e ilusión.

Luego termine mi educación básica en El centro Isaac Ruiz Araujo. Recuerdo que siempre fui muy inquieto y lleno de energía, lo que me llevo a ser castigado muchas veces por problemas de conducta y disciplina. En esos años me enamoré por primera vez y fue tan fuerte que un día me fui de casa persiguiendo ese sueño juvenil de amor.

Soy un enamorado, a los 17 años descubrí mi amor por las letras, por la poesía, por todo aquello  que venía del interior, del alma, libros, textos, relatos y más libros. Me identifique y encariñe  de la revolución colectiva, de todos esos sueños de ideales y utopías revolucionarias y del proceso de búsqueda para descubrir mi identidad y rumbo en la vida.

A los 20 años me enamoré otra vez, esta vez de la fotografía y los idiomas. Siento  que con la fotografía puedo liberar mis emociones de furia, y fusionarlas con vagabundas letras espontáneas. Pensamientos y sentimientos. Me encantan los viajes, al viajar la mente se esparce y te topas de frente con la realidad, a menudo pones a prueba tu cuerpo y la socialización con los demás.  Me gusta la música, el teatro, el cine, el vino, lo bohemio, lo nocturno, el arte. Actualmente estudio licenciatura en Idioma Inglés en la Universidad de El Salvador y trabajo como fotógrafo en el periodo comunitario de mi pueblo: #LaGacetaSuchitoto.

Una de las principales razones por las que decidí participar y ser miembro en este periódico es  comunicar la información positiva y los acontecimientos importantes de  la ciudad. Sus comunidades llenas de vida, de naturaleza. El pueblo lleno de gente laboriosa, repleta de paisajes y lluvias constantes. Pienso que los jóvenes de Suchitoto y de El Salvador debemos sentir la libertad como las aves al volar, tener sensibilidad por los hechos culturales e históricos arrancando de raíz el miedo a expresar nuestras ideas.

El periódico comunitario La Gaceta de Suchitoto es un vehículo que sólo nos puede llevar a una dirección: “dar libertad a nuestra voz”. Dar libertad tiene  que ver con la actitud y la creación de nuevos proyectos, el cambio social a través de proyectos innovadores. Y en la parte de nuestra voz hago referencia a los artistas de suchitoto, pintores, músicos, poetas, y fotógrafos, que hemos decidido y dado algún aporte y punto de vista desde el arte de las condiciones que vivimos en Suchitoto.

En un futuro me gustaría viajar mucho, escribir un libro y exponer mis fotografías. Les dejo este poema del maestro Roque Dalton que resume mis ideales.

Como tú

Yo como tú

amo el amor,

la vida,

el dulce encanto de las cosas

el paisaje celeste de los días de enero.

También mi sangre bulle

y río por los ojos

que han conocido el brote de las lágrimas.

Creo que el mundo es bello,

que la poesía es como el pan,

de todos.

Y que mis venas no terminan en mí,

sino en la sangre unánime

de los que luchan por la vida,

el amor,

las cosas,

el paisaje y el pan,

la poesía de todos.

Roque  Dalton

Gerson Tobar fotógrafo y estudiante de licenciatura en Idiomas de la Universidad de El Salvador.
Comparte en: