Conversando con Alejandro Gómez Lara.

Un capitalino con “corazón de aguacate”.

Suchitoto tiene múltiples personajes, hombres y mujeres algunos oriundos y nacidos aquí y otros y otras que las circunstancias del país o de la vida los trajo hasta aquí, e hicieron de estos territorios su lugar de vida, historia y luchas.

Alejandro Gómez Lara, (1957) es un capitalino con “corazón de aguacate”,  sus primeros años de vida los vivió en San Luis Aguacayo, de donde se siente enormemente identificado por sus raíces.

Alejandro tiene una destacada trayectoria en temas de Turismo y Desarrollo Local y otros de interés general en el entorno centroamericano como académico y escritor. Consultor especializado de la Organización Mundial de Turismo OMT y gremiales empresariales de hoteles.

Su formación lo ha llevado a laborar en diferentes hoteles de América y El Salvador. Durante los últimos años del conflicto armado, llevó la gerencia del Hotel El Salvador Sheraton. La experiencia vivida  durante la Ofensiva Final de 1989 al frente del Hotel lo marcó y renuncia a la hostelería luego de los Acuerdos de Paz en 1992.

Alejandro es un articulista de novedosos proyectos de probidad de la postguerra. Así como autor de proyectos de desarrollo local que dieron vida a la Ruta de las Flores, el desarrollo de los pequeños hoteles de la zona norte de Chalatenango y el desarrollo de las bases para convertir a Suchitoto en un destino turístico, al lado del cineasta Alejandro Cotto.

Conversamos con Alejandro para conocer sus vivencias, experiencia y aportes a su pueblo Aguacayo, así como sus opiniones y visiones del desarrollo del turismo en Suchitoto.

 

Alejandro Gómez Lara.
Los días de infancia y juventud en Aguacayo.

¿Cuéntenos un poco de sus orígenes?

Nací en San Salvador, mi madre era Enfermera originaria de Aguacayo, hija de Santana Lara y Maria Rivera de Lara, antes de cumplir mi primer año me llevaron a vivir a Aguacayo.

¿Cómo fueron sus días de infancia y juventud?

Crecí con los demás cipotes de mi época, con mis tíos con quienes aprendí muchas cosas, uno de ellos era Rogelio Lara, sastre; Jorge Luis Lara, carpintero/ hojalatero entre otros. Crecí haciendo travesuras, era muy inquieto, jugando bajo la lluvia en invierno y vagando en el río, buscando culebras y serpientes, el pueblo era un lugar tranquilo para crecer. La mayor parte del pueblo dependía de la economía del “dulce de colación” y los dulces de frutas, la gente era muy laboriosa y nos educaron “a puro dulce”, fue una infancia y juventud feliz, había muchas carencias, pero éramos felices.

Aguacayo era un pueblo pujante, teníamos energía eléctrica e incluso agua potable domiciliar en aquella época. Teníamos un Grupo Escolar, Casa Comunal al lado de la Iglesia, de hecho habíamos sido la sede de la ciudad de Suchitoto por algunos años. Había un Festival del Dulce cada año que atraía a muchas personas de todo el país.

¿Cómo recuerda a Suchitoto en esos años?

Viajaba a Suchitoto con frecuencia, había mucha actividad comercial, podría decir que mucho progreso, los Domingos había Misa y los campesinos bajaban del Cerro de Guazapa para llevar su mercadería al mercado, había incluso un comedor popular que habían organizado los hermanos Alas, que eran los sacerdotes de la Iglesia Santa Lucia.

¿Desde cuándo y porqué deja Suchitoto?

Había tenido una muy buena trayectoria en la escuela y recuerdo con cariño a mis Maestras. A partir del 6º grado estudié en Suchitoto. Salí a San Salvador cuando cursaba 2º año de Plan Básico en el Instituto Juan E Cotto, (ubicado a la salida hacia el Lago Suchitlán, donde estaba el puesto de la Policía), para reunirme con mi Madre y continuar mis estudios en la capital. Había crecido con mis Tíos y la gente del pueblo.

¿Cuál es la lección más importante que ha aprendido de la vida?

Que no te puedes quedar con el conocimiento, tienes la responsabilidad de transmitirlo, que la vida es lo más importante y tiempo lo que menos tienes, una lección de mis Tios.

Su profesión y experiencia laboral por América

¿Háblenos un poco de su formación profesional?

Estudie Bachillerato en Hostelería y Turismo en el INFRAMEN de la época, luego Escuela Superior y una especialidad en Administración Hotelera en St Paul/ Minneapolis, Minnesota, EEUU. Hice un diplomado en operación de casinos en el Stardust de Las Vegas,  Gestion de A&B (administración, servicio y cocina), en el Hilton de Rochester, y la cadena Radisson en Minnesota (Duluth, St. Paul, Minneapolis)  de regreso en San Salvador valide mi grado de cocina en el ITCA de la época.

¿Cuéntenos un poco sobre su trayectoria profesional de trabajo?

Mi  primera experiencia fue con los Buses Alegres del ISTU, desarrollando guías y escribiendo sobre cada destino a visitar. Mi primer trabajo al egresar fue como Gerente de un restaurante francés en el Paseo General Escalón de San Salvador, a mi regreso, vine con Hyatt y fui Gerente de Alimentos y Bebidas en el Hotel Hyatt Presidente, luego Sub Gerente de Division Cuartos en el Hotel El Salvador Sheraton, Gerente de Operaciones en el Hotel Tesoro Beach, el cual habíamos abierto con Hyatt International, luego Gerente del Hotel de Montaña y termine mi ultima Gerencia en el Hotel Sheraton después de la Ofensiva del 89. Luego me dedique a hacer Consultoría.

¿En que proyectos a participado a nivel nacional e internacional?

A nivel nacional, en hotelería, fui el consultor para la apertura del Hotel Holiday Inn Santa Elena, el Hotel Mediterráneo Plaza. En Turismo, fui contraparte del proyecto Estrategia Nacional de Turismo 1994, Arthur Consulting Group, desarrolle el proyecto de Miramundo en Chalatenango, el Hotel Las Cabañas de Apaneca y para ello la Ruta de las Flores, los planes de desarrollo turístico de muchos destinos – entre estos el de Suchitoto- y el proyecto Pueblos Vivos.

En el exterior el proyecto de integración de las comunidades del Valle Sagrado de los Incas en Cusco, Perú y el Hotel Incaland, ahora Tambo de Inka, el Machu Picchu Train, ahora de Perú Rail, entre otros, además he sido consultor para la Organización Mundial de Turismo.

¿Que es un profesional en temas de turismo y desarrollo local?

Mi rol ha sido el desarrollo de proyectos basados en la diferenciación de los destinos turísticos y la organización de los Comités de Turismo, identificando los atractivos potenciales y generando los flujos de visitantes a partir de promoverlos con los medios y las visitas guiadas.

¿Cuáles han sido los retos u obstáculos que ha tenido que enfrentar?

La credibilidad, se ha necesitado que los proyectos sean “validados” en el exterior para ser tomados en cuenta. Como ejemplo, hicimos el la Estrategia de Turismo para un país suramericano grande y poderoso. Luego El Salvador (MITUR) contrato como “consultores” a las personas a quienes nosotros habíamos capacitado en ese país suramericano para dicha estrategia de turismo, para que nos viniesen a “asesorar”.

En Hostelería no es diferente, a nuestros hoteles Sheraton enviaban a los alumnos en su último año a hacer la pasantia de las Escuela Lausanne de Suiza. Estos jóvenes vienen luego como “expertos” a ocupar cargos gerenciales en nuestros hoteles.

¿Que proyecto le ha dejado mayor satisfacción hasta hoy?

Hay varios, realmente, principalmente los de desarrollo local, ya que hay muchas personas que han podido desarrollarse y hacer una vida de las actividades que el turismo desencadena. El trabajo en hostelería, ya que se puede capacitar a muchas personas en poco tiempo.

¿Hay alguna persona que admire o considere muy importante en su vida?

Si, hay varias, curiosamente más artistas que otro tipo de personas, pienso es por su sensibilidad.

¿Que proyectos o propuestas vinculadas al turismo y desarrollo local a realizado en Suchitoto?

Inicialmente un proyecto de rescate de Aguacayo, fundamos un Comité con otras personas de Aguacayo y por algún tiempo realizamos actividades para reunir fondos, con el propósito de reconstruir la fachada de la Iglesia, construir una Casa Comunal y restablecer el sistema de bombeo de agua, como incentivos para repoblar la zona. Este se frustró debido a que no recibió apoyo de los nuevos pobladores de Aguacayo, ajenos a su pasado.

Otro es el proyecto de Desarrollo Local que iniciamos con Alejandro Coto durante la gestión del alcalde Isaias Sandoval y el ensayo sobre “desarrollo turístico de Suchitoto” de Septiembre de 2008 elaborado para el MITUR.

Valoraciones sobre el turismo en Suchitoto

 ¿Cómo ha llegado a tener tanta prominencia en turismo Suchitoto?

El Turismo necesita de un sueño, una visión de cómo será cuando ya vengan visitantes, y eso hicimos, sobre la base del antecedente de las fiestas patronales de Santa Lucía y la coronación de la reina a la usanza medieval. Por esa razón adoptamos el tema “cultural”, ya con esa idea diferenciadora, vinieron otras ideas como el Festival de arte en el Teatro y los recitales.

Esta idea tuvo gran aceptación entre la comunidad internacional cooperante, se trataba de volver a la vida un pueblo fantasma y la idea recibió apoyo (a todos nos gusta que se nos vincule con la idea de las actividades culturales).

La construcción de la Presa Hidroeléctrica y la guerra ¿cambiaron la historia de Suchitoto?

La construcción de la Presa trajo consigo la reubicación de muchos pobladores, algunos se quedaron en el pueblo, y la economía del pueblo tambien cambio. La economía se basaba en cultivo de henequen (cuerdas, sacos y articulos para caballos), tabaco y sus derivados, articulos de talabarteria (especialmente sillas de montar para caballos) y agricultura de granos básicos (la gente extendía en sacos frente a sus casas los granos para secara la sol), el pueblo servía sus productos a los agricultores y ganaderos de la zona. Las necesidades cambiaron y estos desaparecieron. Las personas también cambiaron con la guerra. Los pobladores originarios abandonaron el pueblo, muchos vendieron (remataron) sus casas.

¿Quiénes contribuyeron -luego del conflicto armado- a impulsar las bases del turismo en Suchitoto?

Pienso que el merito fue Alejandro Cotto, la gente decía que estaba loco, y tenían razón hay que estar muy loco para hablar de turismo en una situación como aquella, y si eso es así, también estoy igualmente loco, lo bueno de esta locura es que muchas personas dependen de ello. Hay visitantes y dólares,  que es lo que realmente interesa en turismo. En este proceso recibió apoyo de Isaías Sandoval y algunas agencias de cooperación extranjera.

¿Que evento fue la chispa para encender el turismo en Suchitoto?

Pienso que el festival internacional de arte y cultura del Teatro, este mostró a Suchitoto y atrajo a muchas personas;  a partir de ello se gesto un flujo de visitantes cada fin de semana.

Hace años usted realizó una propuesta de desarrollo turístico en Suchitoto, ¿considera que el municipio ha avanzado en este tema?

Si hay algún grado de desarrollo, hay más establecimientos ofreciendo servicios de alojamiento y alimentos y bebidas entre otros.  Pero hay un antecedente desafortunado, las apuestas fueron más altas de lo que Suchitoto estaba dispuesto a ofrecer y algunos establecimientos tuvieron que cerrar. Aún se necesita ordenamiento y desarrollo de atractivos, no basta que los visitantes lleguen ocasionalmente cada fin de semana y ver lo mismo cada vez que llegan, si ya están llegando, hay que aquilatar esa oportunidad de que ya están ahí y potenciar para retenerlos más tiempo, que gasten más en su visita o estadía y ofrecer nuevos atractivos para que deseen regresar.

El sueño aún no se ha cumplido, pero hay que trabajar, hay que capacitar, principalmente a las autoridades, sobre las bondades del turismo, para que puedan apoyar el desarrollo. Ejemplo de ello es el parque central, el trabajo que se hizo no es el más feliz para la plaza, se decidió de manera arbitraria, usando el poder que confiere la autoridad, pero cuando no hay conocimiento, el resultado no es el más feliz, a diferencia de la Iglesia de Santa Lucía, la restauración se hizo con conocimiento técnico, más que por la autoridad que confiere un cargo.

¿Quiénes han sabido aprovechar este boom del turismo en Suchitoto?

Pienso que algunos pequeños empresarios de establecimientos de alimentos y bebidas, pocos de alojamiento, y quizá algunos artesanos y artistas.

¿Quiénes son los principales inversionistas y dueños de los principales hoteles y restaurantes de Suchitoto?

Realmente lo desconozco, Alejandro Cotto se fue y con él, mi principal vinculo en el pueblo, ya no frecuento el pueblo como antes.

¿Cómo se beneficia la población en general del turismo en Suchitoto?

Los visitantes consumen, gastan sus dólares en diferentes actividades. La gente en general provee servicios y productos a los establecimientos que tienen contacto directo con el visitante y así se desparrama una cascada de dólares nuevos, que el pueblo no tenía, hacia muchas personas que no necesariamente entran en contacto con los visitantes, es lo que llamamos la red de beneficios del dólar turístico.

¿Que piensa del trabajo de la alcaldía en el tema de turismo?

No lo conozco, solo he visto la ausencia del ordenamiento en algunas visitas ocasionales que he hecho y la ausencia de la autoridad local en la identificación de productos claves como el añil, que aún sigue en el anonimato, aun con la última feria de este año. Sigue en la clandestinidad.

¿Cómo ve la situación actual del turismo en Suchitoto?

Estancada. Los visitantes llegan pero no porque haya un fuerte incentivo que los lleve, el pueblo vive 365 dias al año, no se puede depender solamente de los periodos vacacionales y las fiestas patronales. Se necesitan reportajes y nuevas ideas para atraer visitantes nuevos e incentivar a los que ya viajan a Suchitoto, a descubrir nuevos lugares.

Ensayos escritos

¿Cuéntenos de sus libros y textos publicados?

Mis publicaciones se pueden encontrar en www.Scribd.com/alejandro_gomez_64  y https://independent.academia.edu/AGomezLara (Academia.Edu). Escribo principalmente sobre turismo, pero hay otros temas, algunos polémicos, sobre sexualidad, realidad nacional, etc. Algunos textos son sobre experiencia personal y excursionismo. No hay libros impresos aun.  Escribo sobre temas técnicos que han solicitado las Universidades para las que soy expositor en las carreras de Licenciatura en Turismo.

Entre sus ensayos encontramos dos dedicados a San Luis Aguacayo, ¿nos puede contar un poco sobre ellos?

Surgieron de las reuniones en el pueblo de Aguacayo, aun viven ahí los hermanos Rivera y los Leiva, Licha y Paquito, con quienes hacíamos largas sentadas para hablar del pueblo y su gente, y asi surgio la necesidad de escribir y plasmar las anécdotas del pueblo, también escribí uno sobre los Dulces de Aguacayo, como un reconocimiento a sus laboriosas mujeres, que termina con un recetario no solo de dulces, sino hasta de pupusas.

¿Qué piensas de la creación de un medio de comunicación en Suchitoto?

Muy importante, es necesario difundir ideas, comunicar y rescatar valores e historia.

Última reflexión

“Sigo pensando que el Turismo necesita de un padre responsable, y hasta donde voy, sigue siendo un niño huérfano…”

Comparte en: