¿Hay público para las artes en Suchitoto?

Continuamente los que trabajan en temas culturales y turísticos se ufanan diciendo que Suchitoto es un lugar con mucho arte y cultura, donde continuamente hay espectáculos de arte y festivales internacionales, algunos llegan a repetir aquella frase “Suchitoto es la capital del arte y la cultura” que alguna vez dijo el finado Cotto. Pero ¿que está ocurriendo con las audiencias a los espectáculos? ¿Quiénes son los consumidores de los espectáculos artísticos en Suchitoto? ¿Hay público para el arte en Suchitoto?.

Con mucha pena y tristeza  nos hemos enterado que el pasado viernes 14 de julio, el Teatro Alejandro Cotto coordino la presentación del Festival de Danza Contemporánea con artistas nacionales e internacionales, evento casi gratuito, (porque si usted quiere da una colaboración si no, no) al que apenas asistieron unas 50 personas. Y como no es la primera vez que esto ocurre, vale la pena analizar y reflexionar sobre qué está pasando con el público para las artes en el municipio.

Partamos del hecho básico de que no a todas y todos los pobladores les debe de gustar el arte,  así como no están obligados a gustarle el futbol, ir a la Iglesia o a gustarles el sorbete de cumbo.

Pero uno de los hechos que llama la atención es que Suchitoto, es un pueblo con 27 años de celebrar un festival anual de arte y cultura donde durante muchas noches han desfilado decenas de diferentes tipos de espectáculos con artistas, músicos, bailarines, actores y actrices, nacionales e internacionales que en realidad nos resulta difícil entender porqué a pesar de estos eventos aún no hayan permeado en la población el aprecio por este tipo de expresiones artísticas.

 

Otro hecho importante a tener en cuenta es que existen unas 4 entidades que trabajan con jóvenes y donde se desarrollan talleres de arte como pintura, música, teatro, danza, canto y manualidades, entre otros. Juntando estos talleres conforman un grupo aproximado  de alrededor de 200 jóvenes participando en procesos de formación artística. De estos un aproximado de 50 personas trabajan en estas instituciones como instructores/as  o en puestos administrativos. Entonces ¿cómo es posible que estudiantes y trabajadores del arte no consuman arte? Acaso la apreciación por las artes no es parte de los talleres, o es que lo que estamos haciendo es nada más mantener ocupados a los jóvenes y enseñar a caso un oficio. Porque esta población de alrededor de 250 personas deberían de llenar buena parte de las butacas (perdón sillas) del teatro y no por obligación sino por compromiso con su aprendizaje y labores vinculadas al arte.

A parte de la TV y el chateo en las redes sociales, Suchitoto no cuenta con Cine, salas de juego o video juegos, o canchas deportivas iluminadas, como para pensar que la oferta de actividades nocturnas es grande o multifacética.

Por eso con este par de elementos a considerar, nos preguntamos ¿qué está pasando entre los pobladores/as de Suchitoto?

¿Cómo se explica que de una población de más de 9,000 habitantes en el área urbana, solo un grupito de “3 pelones” sean los que asistan a estas actividades?, porque no nos engañemos cuando el teatro se llena o es porque la mayoría de personas son de San Salvador o es que las organizaciones locales han tenido que traer o acarrear literalmente desde las comunidades.

Antes de hacer un ejercicio teórico para explicar qué está pasando es necesario traer algunas consideraciones válidas para las instituciones culturales del municipio sobre lo que significa e implica la creación de públicos o audiencias a los espectáculos de arte.

Veamos que dicen los teóricos estudiosos de este fenómeno. Connolly y Hinand Cady (2001) postulan que “desarrollar públicos” significa tocar y comprometer a la gente de las comunidades locales, aumentando la cantidad o tipo de personas que participan en actividades artísticas o incrementando el nivel de participación de un público ya existente.

“Esto significa servir con mayor profundidad, tanto a nuevos públicos, como a los ya existentes. Mediante el proceso de desarrollo de públicos, las organizaciones artísticas forjan vínculos entre los individuos y las instituciones para ayudar a crear comunidades comprometidas con las artes. Para estar seguros de que estas comunidades crecerán y permanecerán dinámicas, las organizaciones en estas comunidades deben deliberadamente tratar de atender a las necesidades, problemas e inquietudes de importancia para los miembros de la comunidad” (Connolly & Hinand Cady, 2001).

Como vemos formar públicos es una tarea compleja, y -si lo queremos hacer bien-, no solo se trata de  repicar las campanas y esperar a que lleguen la feligresía como en la Iglesia. Se necesita trabajar con y para nuestra comunidad, conocerla, crear nexos, abrir espacios de diálogo y participación, educar en procesos de apreciación artística. Es necesario de parte de las organizaciones crear  una planificación concienzuda y una implementación integral que no sólo incluya un programa de actividades escogidas por uno o dos cabezas cerradas a conceptos conservadores del arte; sino variar en la oferta de espectáculos tomando en cuenta las preferencias del pueblo. También es importante construir estrategias de promoción, comercialización y de comunicación organizacional con los demás actores del municipio como las escuelas, y otras organizaciones sociales para garantizar la eficacia de las iniciativas que pretenden el desarrollo de nuevos públicos.

 

 

Es increíble como en un pueblo tan pequeño y sabedores de este panorama quienes dirigen las organizaciones culturales se resistan a sentarse y discutir este tema para buscar soluciones y coordinar mejor sus programaciones de actividades y mejorar la asistencia de público y consumidores del arte. A veces aunque suene duro pareciera que no saben del manejo de organizaciones culturales o que no entienden bien la función de estas y del arte.

Porque el quid del asunto  no es solo de llenar las salas del teatro, o cualquier otro espacio, sino de construir audiencias que aprecien las artes, crear el gusto y disfrute por el arte, pero no el arte impuesto, sino del que se siente y te eriza la piel, como parte de procesos de sensibilización y educación en apreciación visual, auditiva y sensorial. Porque no se trata de obligar o menospreciar los gustos sino de construir aprecio por las artes, y entender que de esta manera contribuiremos a un mejoramiento general de la comunidad, en el entendido de que favorecer la educación artística y el acceso a la cultura, hace mejores a nuestras comunidades.

Por tanto no debemos de olvidar que la creación de audiencias es una actividad que busca hacer de la cultura algo importante para la comunidad por medio de la profundización de los lazos entre el arte (emisor) y el público (receptor), ubicando a las organizaciones culturales como el canal que permite esta interacción en el municipio.

Un último elemento es la revisión diacrítica interna de los espacios de comunicación con el público, de lo cual ya hemos hablado en este periódico (véase el articulo “Suchitoto festivalero”). El arte no solo es la música clásica, los conceptos de arte han cambiado así como los gustos por consumirlo. Y que alguien aprecie el buen rock y no la música clásica no lo hace “inculto”. Por tanto debemos medir el pulso también de los gustos de la comunidad tomando en cuenta sus preferencias variando en la oferta de nuestras programaciones a fin de crear audiencias, costumbres y aprecio por las diferentes expresiones del arte perdiendo así el miedo de entrar al teatro y desacralizando esa visión errónea del arte y la cultura.

Porque resulta fácil y tentador señalar y culpar al público de que no aprecia el trabajo de las organizaciones  culturales sin tener en cuenta  estos elementos y el contexto del municipio, pero debemos comprender que también existe la libertad de elección individual, el libre albedrío en la afición a tal o cual tipo de espectáculos, ideal sería abrirse a todas las expresiones artísticas que al final son transmisoras de sensaciones y contenidos, pero somos libres y el arte debe de ayudar a liberarnos.

Por tanto invitamos a los encargados de las entidades culturales a sentarse y discutir responsablemente maneras colectivas de construir público para las actividades culturales y artísticas, porque no solo se trata de pegar afiches y subir la invitación a las redes sociales, sino de crear estrategias de comunicación más efectivas, y educar en la apreciación de las artes en nuestra casa, e instituciones sociales.

 

Texto: Milton Doño. 

 

Comparte en:

8 thoughts on “¿Hay público para las artes en Suchitoto?

  • 17 julio, 2017 at 6:21 pm
    Permalink

    Estimados amigos de La Gaceta de Suchitoto: los felicito por su excelente labor. Quisiera saber si me pueden facilitar algún correo o número de contacto de el autor de este texto, Milton Doño, para solicitarle una entrevista. De antemano gracias. Mi correo art.simonvega@gmail.com

  • 17 julio, 2017 at 8:27 pm
    Permalink

    No es que a los ciudadanos de Suchitoto, no no guste el arte cultural
    Si en ello se resalta el porque nuestra ciudad es muy popular a nivel mundial

    Con respecto al dia viernes es Logico que el Efecto de la lluvia fiera parts del porque las personas no pudieron asistir

    Pero para mi en especial el que renaciera estos festivals me recuerda cuando mi abuelo en el tiempo de los años 87 mas o menos nowll3vara a la primer ppresentation del grypo hamgle
    Y otro de los muchos consiertos en mi memoria fue BAILA MUNDO BAILA, PRES3NTADO POR EL BALET DE MAURICIO BONILLA
    ASI QUE ADELANTE CON ESE LINDO ESPECTACULO Q7E S3 HABraN
    Mas y mas los telones!!
    Bendiciones para todos!!

  • 17 julio, 2017 at 8:48 pm
    Permalink

    Muy buenas reflexiones.Falta de estrategias de comunicacion y sensibilizacion a todo nivel…los profesores en las escuelas deben de comenzar y los responsables culturales deben hablar con los profesores.Sera un trabajo arduo…luchar contra la indiferencia…pero si se puede lograr!

  • 17 julio, 2017 at 9:00 pm
    Permalink

    Muy de acuerdo contigo estimado Milton.
    Las diferentes organizaciones deben tratar de despojarse un poco del protagonismo individual y aliarse para lograr no sólo un proceso que permita una mayor cantidad de publico, si no crear conciencia en los espectadores, una conciencia hasta cierto punto critica, la cual pude lograrse mediante una mejor oferta de espectáculos, para todos los gustos y edades.
    Mientras no haya una coordinación de alianzas y estrategias, las acciones que dispersamente cada uno realicen no tendrán el impacto que deberían, y la parte económica en que se incurre se queda en gasto y no en inversión en capital humano.
    Suchitoto tiene una ventaja que debe de aprovecharse: cuenta con un teatro, que si bien aun no posee todo el equipamiento necesario, es un espacio muy valioso, así como otros que deben de saber aprovecharse. Recuerdo cuando el Festival de Arte y Cultura empezó, con funciones en casa, parques, iglesia…..y con mucho publico suchitotense local!!!! se creo una generación de la que soy parte, respondiendo a un contexto muy diferente al actual, y es ahí donde Milton señala que se debe de poner atención: estamos en un nuevo concepto social y de necesidades en el municipio, por tanto la oferta de arte para el publico debe de estudiarse y tratar de producir y ofrecer una cartelera artística en la cual y de la cual la población se sienta parte e interesada. Es justo y necesario dejar algunos conceptos puritanos sobre el arte, dejando de creer que si no es algo clásico o académico no es arte o no debe de presentarse en el teatro. Desde San Salvado el interés de muchos artistas de presentarse en Suchitoto es grande y lo digo con propiedad y conocimiento, e incluso con mecanismos de garantizar un numeroso publico, pero para ello debe de haber un poco más de apertura de las organizaciones y de quienes manejan los espacios.
    Saludos.

  • 18 julio, 2017 at 2:41 am
    Permalink

    Cierto que dentro de la formación es necesario enseñar a apreciar. Del taller de creatividad de Martino viajan a San Salvador con frecuencia a ver museos y presetaciones. Incluso en el mismo Suchitoto recorren de manera didáctica las exposiciones de la Galería de Pascal.
    Y cierto también que la mayoría del alumnado es de comunidad y no tiene el hábito de asistir a espectáculos, menos al teatro. Mis amigas que trabajan toda la semana en Suchi viven el acercarse al teatro como parte del trabajo, prefieren quedarse en casa, en contacto con la naturaleza o la familia. Hábitos rurales vs urbanos. Mis amigas del casco urbano, bueno forman parte de las tres pelonas que sí asisten.

  • 18 julio, 2017 at 3:33 am
    Permalink

    Es muy importante el estudio y análisis que ha realizado Milton Donan de La Gaceta.
    Mucho se puede hacer para continuar en el proceso de que aprendamos a entender, disfrutar, amar y deleitarnos con las distintas manifestaciones del Arte, que los Suchitotentenses recibimos.
    El TEATRO ALEJANDRO COTTO es uno de los más hermosos que tiene el país. Son pocas las Ciudades qué tienen el privilegio de tener teatro y por añadidura son pocas en donde se tiene la oportunidad de recibir artistas talentosisimos tanto nacionales como internacionales.
    Se puede pedir asesoría de como acercar a las personas y que no se sientan cohibidas para asistir. En realidad el Teatro es de todos y cada uno.
    Es muy importante recordar que dicho Teatro es el resultado de una titánica labor realizada por Don ALEJANDRO COTTO y un grupo de personas, gracias a la donación proveniente de personas altruistas, del Gobierno de la República de El Salvador y de países amigos
    Todo fue hecho en forma gradual, todavía no hay butacas, son sillas de plástico y en sus inicios fueron bancas de bambú.
    Reconozco, aplaudo y agradezco el trabajo de las personas que conforman el PATRONATO PRO RESTAURACIÓN CULTURAL DE SUCHITOTO, trabajan todo el año para llevarnos las distintas manifestaciones del Arte al alcance de la mano.
    Los adultos tenemos que esforzarnos para que los niños, adolescentes y jóvenes logren engancharse en el placer del Arte y la Cultura. Ellos son el futuro de nuestro país y sabemos que el Arte es uno de los pilares más importantes que enriquecen al Ser Humano.
    Propongamonos que en el próximo evento, el TEATRO ALEJANDRO COTTO, este repleto y muy especialmente de SUCHITOTENSES.

  • 18 julio, 2017 at 4:04 pm
    Permalink

    Milton Doño está aportando a la creación del debate sobre todos estos temas de interés para nuestra comunidad y nos alegra ver que empiezan a sumarse voces interesadas en avanzar en el debate de estos procesos. Solo así encontraremos el camino y conoceremos de los aciertos y de las imprecisiones de los otros, por ejemplo, que no es cierto que estemos solos, si no mas bien, que en este tiempo hemos estado construyendo -cada quién por su lado y quizá sin saberlo- las bases para poder proyectarnos a la comunidad de forma eficaz. Si trazamos una línea en el tiempo desde los acuerdos de paz, veremos que a pesar de todos los tropiezos vamos bien: a nivel externo Suchitoto está posicionado como un destino Turístico y Cultural, aunque en ambos aspectos hay aún mucho por construir; internamente, contamos en el área estrictamente artística, con el Patronato de Reconstrucción Cultural, que tiene la señoría en el terreno con un Festival bien posicionado y al cuál tendríamos que darle consecuencia en lo de “Permanente”; El Centro Arte para la Paz, desde el cual en todos estos años hemos acercado a miles de jóvenes a las diferentes disciplinas artísticas, sin olvidarnos del Museo Comunitario de la región y del apoyo a otros sectores comunitarios y los demás servicios de sostenibilidad; contamos con la Asociación de Arte para el Desarrollo Primer Acto EsArtes, que en síntesis busca “hacer del arte una forma de vida, de identidad, de expresión y de inclusión de la niñez y la juventud” y que se concentra en la enseñanza del teatro y sus oficios y que desde hace 5 años produce a fin de año el “Festival Suchitoto es artes” y finalmente la Fundación Casa Clementina que aparte de actividades comunitarias produce el ya bastante posicionado Festival Internacional de Cine de Suchitoto. Cada una de estas organizaciones ha hecho esfuerzos en la “creación de audiencias”. Además tenemos una serie de ONGs y otras instituciones que apoyan a estas organizaciones, los artistas independientes, así también el sector empresarial que ya tiene conciencia de la importancia de su participación y sin olvidarnos de la Municipalidad que ha hecho lo suyo por aportar a estos procesos, con sus aciertos y desaciertos como todos.

  • 22 julio, 2017 at 8:51 pm
    Permalink

    Con el ánimo de aportar a la construcción comunitaria, pongo sobre la mesa una idea que desde hace unos años EsArtes ha venido planteando en diferentes instancias y que consideramos sería un buen punto de partida: la oportunidad de aprovechar el hecho que la mayoría de actividades artísticas y culturales del Municipio se realizan a finales y principios del año, deberíamos trabajar para construirles un solo marco y comenzar a articular entre diferentes actores sociales, por ejemplo: tomemos el “Festival Permanente de Arte y Cultura” como ese marco, iniciamos las actividades con el “Feriado” de noviembre, una fiesta tradicional que se puede retomar y enriquecer, seguimos con el Festival de Cine de Casa Clementina, Festival Suchitoto es artes, Festival de Ayuda en Acción, Centro Arte para la Paz, Plataforma Global y otros similares de otras organizaciones y comunidades, siguen la Fiestas Patronales y diferentes actividades mas como exposiciones, conciertos, recitales, talleres y utilizando todos los espacios escénicos posibles…podríamos cerrar en Febrero-Marzo con la programación tradicional del T.A.C. De esta manera tendríamos 5 meses del verano con una rica variedad de actividades artísticas y culturales en las que participarían y de la que se beneficiarían varios sectores; entonces sí, estaríamos construyendo una verdadera atracción turística, generadora de actividad económica.

    Por su parte, EsArtes está inspirado en la experiencia del Festival de Stratford, Canada y no es que queramos ser iguales, esa es una falsa apreciación, sencillamente es un ejemplo de cómo una comunidad puede potenciar su desarrollo a través de las artes y del turismo cultural. Ellos compartieron su sueño con nosotros y es así como Dan Mathison, alcalde de Stratford, vino en el marco del 150º aniversario de Suchitoto en julio del 2008 a firmar el hermanamiento de las dos ciudades, naciendo así la iniciativa Suchitoto-Stratford, que dio nacimiento a EsArtes y que nos ha apoyado transfiriendo conocimientos, asesoría y recursos y que espera a que les digamos por dónde seguimos… agarramos la onda?

    https://www.youtube.com/watch?v=DktUmfQfc

    T. H.

Comments are closed.