Más de 30 años dedicados a la docencia.

”Yo tenía  apenas noveno grado vivía en El Bario y durante la guerra necesitábamos  educar  a los niños, el requisito para ser maestra popular era  que uno supiera leer y escribir, recuerdo que comenzamos trabajando debajo de los árboles. 20 años fui maestra popular, después a mis 55 años entre a la Universidad y obtuve mi título de maestra. Así que gracias a Dios tengo más de 30 años dedicándome a la docencia. “

Nicolasa González de Casco

Maestra Popular. Entre muchos nombres de Maestras Populares recordamos la constancia y perseverancia en la enseñanza de Nicolasa González de la Comunidad El Bario quien después de casi 20 años como Maestra Popular en su Comunidad; Niña Lupe, (como le llaman) luchó por ingresar a la Universidad y obtener su título de Maestra Acreditada por el MINED. Actualmente es un ejemplo de entrega a la enseñanza siendo por más de 12 años Directora del Complejo Educativo de la Comunidad El Bario.

Compartimos una entrevista realizada en el 2015, en el marco de trabajo de investigación para la exposición “Celebrando a las Mujeres de Suchitoto”  del Museo Comunitario La Memoria Vive.

¿Puede contarnos un poco de su experiencia como maestra popular?

Nosotras fuimos nombradas por la directiva comunal  de aquí de la comunidad, éramos 8 maestras populares  y comenzamos a darle clases a los niños por la necesidad  que había en la comunidad que no podían llegar docentes, entonces fuimos nombradas por la directiva comunal, yo tenía  apenas 9° grado  y así sucesivamente las demás también, el requisito era  que uno supiera leer y escribir para enseñarle a los niños, comenzamos trabajando debajo de los árboles, enseñándoles lo básico a leer y escribir .

¿Se acuerda del nombre de otras mujeres que  enseñaron con usted?

Estaba don Santiago Acosta, la niña Marcelina, quienes  ya murieron, la niña Mila  que todavía esta y también una señora que vive en la comunidad El Cereto, que también fue maestra popular , la niña Juana también fue maestra popular  y ella también está aquí en la comunidad. Está la Berty Clavel, la Rosa  que es hija de la comadre Mila.

Luego comenzamos a dar clases bajo los árboles  con todos los niños y las niñas que habían en la comunidad, todo eso ocurrió cuando vino la repoblación, porque no podían venir maestros graduados hasta aquí. Luego con el apoyo del arzobispado, ellos nos llevaban  a los 8 maestros de la comunidad a capacitarnos a Calle Real, donde nosotros planificábamos  en una semana  las clases que íbamos a impartir  con los niños y las niñas  y luego ellos con el apoyo de la Iglesia  nos hicieron unas champitas de lámina, para que ya no estuviéramos dándoles las clases a los niños en las piedras, ellos vinieron a hacer unas champitas de lámina  y luego nos siguieron capacitando, ellos nos enseñaban a planificar  las clases sobre qué temas podíamos impartir  porque no teníamos muchos recursos , los recursos que teníamos  más cerca eran las hojas, las piedritas, las semillas que  con esas enseñábamos  a contar a los niños, así estuvimos en ese tiempo, casi 20 años atendiendo a los niños y a las niñas  hasta 5° grado aquí en la comunidad  con los otros maestros populares. Luego el arzobispado dijo que tenían que salir legales los certificados  de aquí de la comunidad porque  ellos los firmaban, no era el Ministerio de Educación que los firmaba.

Ya en el ´92 que nació EDUCO fue que, con el apoyo de la directiva comunal y del arzobispado se trajo un  docente ya escalafonado del MINED,  para  que los certificados de sexto grado  salieran ya legales y los que iban saliendo ya de sexto  iban a estudiar ya séptimo a Suchitoto, ellos viajaban a pie y luego unos estuvieron en Ana Dolores unas niñas y otros estuvieron en el grupo. Después con la lucha de la directiva comunal y el arzobispado  abrimos el tercer ciclo, que se daba ya en la  guardería, entonces de allí que abrimos el tercer ciclo, comenzamos a gestionar para el Bachillerato, pero ya con apoyo del arzobispado  y luego que nos acompañó una organización de manos unidas  quienes vieron la necesidad de hacer la escuela y nos apoyaron con los dos pabellones  y la cancha que tenemos  y ya gestionamos con la ayuda siempre del arzobispado  y de la directiva comunal, para  que nos dieran el Bachillerato.

Es así como nosotros hemos venido trabajando , pero también nos dieron el estudio las que queríamos apoyadas con el arzobispado, la condición  fue que trabajáramos en la comunidad  y ellos nos dieron el estudio, nos dieron para todas las 40  maestras populares que trabajábamos  a nivel de otras comunidades.

¿Cómo logran maestras populares conseguir su formación universitaria?

Pues no todas  fuimos  la Universidad, algunas no quisieron ir, pero si éramos 40 maestras populares  a nivel de  comunidades, trabajamos en las comunidades  y luego dijo el arzobispado que ellos nos iban a  apoyar, dijeron que era el reconocimiento que nos iban a dar, para que el Ministerio nos pudiera a escalafonar y reconocer como docentes legales.  Y así entramos las 40 maestras y maestros populares  con apoyo del arzobispado, ellos hicieron todos los trámites, todos los pagos ellos los hacían y luego después de tres años de estudiar  salimos, cerca de  40 nos graduamos.

Entonces se hizo un acuerdo aquí, el profesor Alemán y la niña Carmen Bros con el Ministerio, que todos los maestros populares que trabajábamos en la comunidad, allí teníamos que quedar, entonces fue un acuerdo bien amarrado con el Ministerio; porque la señora decía que las personas  de las comunidades eran inteligentes, lo que no teníamos  era como estudiar, entonces todas las que estudiamos quedamos en las diferentes comunidades  y la mayoría estamos en la  dirección.

¿De esas 40 personas cuantas eran mujeres ?

Éramos más mujeres que hombres, eran pocos hombres, entonces  es así como logramos estudiar  y también hemos apoyado a los jóvenes consiguiéndoles becas con el apoyo de la niña Carmen Bross, de aquí de esta comunidad se han preparado bastantes jóvenes  y también de otras comunidades  que han ido a la Universidad  y es así como hemos venido trabajando  y estamos hoy en la dirección de la Escuela.

¿Cuántos años tiene dedicados a la docencia?

Como maestra popular trabaje 20 años, pero ya cuando fui a la Universidad, llevo 12 años con el Ministerio de estar en la dirección de esta Escuela hoy Complejo, 20 más doce son 32 años, así es como estamos todavía aquí.

¿Que la motivó a dedicarse a la docencia?

Yo desde pequeñita decía que iba a hacer maestra, ya tenía esa visión pero como los padres siempre no tenían fondos para ponerlo a uno a estudiar, pero nunca deje ese sueño y entonces después de tener a mis 11 hijos comencé a estudiar en la Universidad hasta graduarme.

¿Cree que hay más oportunidades ahora para los jóvenes?

Si hay más oportunidades. La verdad es que hoy los jóvenes tienen más oportunidades cuando consiguen una beca y piensan seguir estudiando, pero yo veo que los jóvenes de ahora no tienen mucha visión de estudiar, quizás por el tiempo que vivimos, porque tienen miedo salir de las comunidades, porque algunos que estaban estudiando por miedo ya no siguieron, ese es el problema que tenemos ahorita, pero si se llegara  a poner clases de la Universidad Nacional en el Instituto de Suchitoto, creo que toda esta gente iría a estudiar  porque estaría ya cerca.

¿Usted recuerda  el nombre de algunas personas que que la motivaron a dedicarse a la docencia?

Conozco una está en los Estados Unidos, pero no  me recuerdo el nombre, pero de allí de las comunidades si conozco bastantes maestras populares en ese tiempo, así es como hemos venido apoyando la educación  y también Doña Carmen Bross  que hace poquito a muerto, ella apoyó mucho a esta comunidad, ella es de Sonsonate, pero vivía en  los Estados Unidos, pertenecía  a una Iglesia Palo Alto y con apoyo de esa Iglesia fue que ayudó mucho a esta comunidad  y muchas comunidades; ella  apoyó para hacer lo que es la guardería, la clínica de odontología  y a muchos jóvenes porque hasta el momento hay como 60 jóvenes preparados que ella apoyó; hay doctores, enfermeras  profesores, porque aquí trabajamos 5 maestras populares que somos de la comunidad y con el apoyo de ella fue que salimos adelante.

¿Qué satisfacciones le ha dejado dedicarse a la docencia?

Yo me siento contenta, feliz cuando veo que los demás jóvenes se siguen preparando  para servir a la misma comunidad, por ejemplo de esta comunidad salen muchas personas que  han estudiado aquí  y que trabajan, yo digo que por lo menos uno que trabaje de la familia  ya no se vive igual que alguien que  no tienen un trabajito. Salen muchos jóvenes de aquí, muchos jóvenes que han entrado a la policía, y muchas jóvenes que se han preparado  y a mí me satisface porque la verdad es que hay que motivar  a los jóvenes, hay que motivarlos, lastimosamente por el tiempo en que estamos, ellos tienen mucho miedo salir .

¿Un mensaje que pudiera dejar a los jóvenes?

Yo hago el llamado a las mujeres  y a  los jóvenes que tienen la oportunidad de prepararse a que lo hagan, porque para prepararse no hay edad, yo entre a la Universidad con 55 años  y a los tres años tenía mi título, así que sigan estudiando y prepárense”.

 

Fotografías tomadas del perfil público de facebook: Comunidad El Bario.

 

Comparte en:

One thought on “Más de 30 años dedicados a la docencia.

  • 22 junio, 2017 at 11:02 pm
    Permalink

    Niña Lupe, ejemplo de mujer.
    Todo mi amor, respeto y admiración para ella.

Comments are closed.