Miguel Martino: 12 años en Suchitoto

Hace 25 años Miguel Martino vino al país, de estos sus últimos 12 años, los ha vivido en Suchitoto. ¿Qué atrae a un artista de origen argentino a vivir a Suchitoto? ¿Cómo ve Martino la vida cotidiana y cultural de Suchitoto?

Conocí  a Miguel Martino en la que creo fue su primer exposición en el país en el Patronato Pro Patrimonio Cultural de San Salvador.  Su trayectoria y producción artística es multidisciplinaria y abarca  el dibujo, grabado, pintura y escultura en madera  reconstruida o en talla directa. Mucha de su obra pictórica evidencia la realidad de su natal argentina, comprometido con los temas sociales de migración, desapariciones y temas de introspección personal.   

Pero es en la escultura en madera donde más ha destacado, creando impresionantes obras abstractas con un marcado expresionismo y vitalidad. Acucioso y respetuoso de la naturaleza, Martino explora y de primordial importancia a los caprichos de la madera, a sus vetas, a sus nudos, a su color a sus accidentes, marcas y huellas del tiempo, para luego con delicadeza unir las roturas y lijar las asperezas hasta transformarla en otra forma de belleza más sugerente a sus mundos creativos .

Un dato interesante es su preocupación y respeto por la naturaleza, en sus procesos de creación Martino usa maderas “rescatadas” del olvido, trozos de árboles caídos  y conseguidos de diferentes lugares del país.

Su obra es parte de importantes colecciones y ha sido expuesta en diferentes países del mundo y nosotros en Suchitoto tenemos la oportunidad de convivir con este gran artista, aprender y ver algunas de sus creaciones en el Centro de Arte para la Paz y en su casa taller: la Casa del Escultor.

Pero conozcamos más de este artista y de su vida en Suchitoto.

Cuéntenos un poco de su vida, de su profesión y trayectoria artística.

Mi nombre completo es Miguel Juan Martino Davies, tengo 67 años. Nací en Argentina y he vivido además en Colombia, México, Costa rica y desde hace 25 años resido en El Salvador, Centroamérica.

Desde pequeño creo que tuve la inquietud del arte y la creación, dibujaba, pintaba y me hacía mis juguetes con retazos de madera (que sobraban del hobby de la carpintería de mi padre), Tengo cuadros al óleo pintados a los 9- 10 años.

Después de pasar por los estudios básicos, ingreso en la Escuela Oficial de Bellas Artes, Manuel Belgrano en Buenos Aires, Argentina. A los 16 años ingresé a trabajar en una agencia de publicidad para ir desarrollándome en el diseño gráfico (recurso que ví posible para financiar mis estudios), en aquella época no había formación universitaria de esa profesión. Los estudios me darían la formación académica y en la práctica de publicidad iría aprendiendo diseño gráfico.

A pesar de la carga de ocupaciones, durante 33 años logré combinar las 2 actividades, en todos los países  donde viví. El arte era una necesidad espiritual y la publicidad me permitía los recursos económicos. A los 15 años realizo mi primera exposición colectiva de grabados en Bs. As. Y a los 31 años logré mi primera exposición individual en Bogotá, Colombia.

 ¿Cuándo y porqué decide vivir en Suchitoto? Venimos a Suchitoto hace 12 años, Porque buscaba un pueblo tranquilo para mi estudio.

¿Qué atrajo y atrae a algunas personas a vivir aquí? La paz (que ya es relativa) y el estado colonial conservado del pueblo

¿Qué significa vivir en Suchitoto? Para mí, estar en un medio más tranquilo en contacto con la armonía de la vida cotidiana.

Cuéntenos ¿cómo es un día en la vida de Miguel Martino?  No siempre es igual, pero promedio, me levanto temprano, paseo a Polo mi perro, hago yoga, desayuno y entro a mi santuario (estudio), Ahí comienzan las cosas a ocurrir.

La Casa del Escultor

¿Qué es y cómo surge la idea de la Casa del Escultor?  Un estudio/taller, Galería de mi obra y Restaurante cuando nos reserva un grupo para comer

¿Cómo funciona? El público que desea conocer mi obra o visitar el estudio me llama por teléfono y concertamos una cita.

¿Cómo ha sido la experiencia con la Casa del Escultor?. Desde que comenzamos con este proyecto Margarita y yo, acá encontramos una vibra muy especial, estando en ruinas como comenzamos yo trabajaba con mi obra y surgían las creaciones de una manera mística, esa vibra la sentía la gente sensible que visitaba la casa.

¿Cuál es la lección más importante que ha aprendido de sus días en Suchitoto?  A conectarme con mi interior.

Vida Cultural en Suchitoto

¿Tiene vida cultural y artística propia Suchitoto? Más de lo que parece pero se desarrolla muy aislada del pueblo.

Suchitoto es privilegiado tiene varias instituciones culturales, pero  ¿cómo ve usted  el trabajo de estas? Muy valiosa pero desintegrada, falta aunar esfuerzos y cooperar más, muchos desarrollan actividades similares y hay mucho desgaste.

¿Cómo ve los diferentes procesos de formación artística que hay en Suchitoto?Muy entusiastas.

¿Considera que se están formando artistas o solo se están manteniendo ocupados/as en actividades artísticas a los jóvenes en Suchitoto? No creo que se puedan formar artistas, eso es un desarrollo personal, pero se pueden enseñar oficios y desarrollar la capacidad innata de crear que todos tenemos.

¿Qué esfuerzos considera sobresalientes? Todos en su medida

¿Cómo cree que la cultura y el arte pueden beneficiar al municipio? De una manera increíble, puede transformar, pero hay que creérselo y ponerse a trabajar, y por supuesto procurar recursos, es una cuestión de prioridades.

Cuéntenos de su experiencia en la formación de jóvenes artistas. Acá no formo artistas procuro que abran sus mentes y descubran la capacidad de crear.

¿Sabe usted porqué en Suchitoto no existe arte público?  Esto no es sólo carencia de Suchitoto, es del país todo.

¿Que sugerencia o mensaje podría brindar a los y las jóvenes de Suchitoto que les interesa el arte?. Que si tiene la posibilidad de crear, dejarían la necesidad de destruir

¿Qué piensa de la creación de un medio de comunicación en Suchitoto? Perfecto, necesario podría significar un cambio.

Compartimos el documental “Memorias en Madera” realizado por Francisco Quezada, que recoge el trabajo de este gran artista Miguel Martino.

 

 

Comparte en: