Diversidad Sexual: 28J “De Stonewall a El Salvador”

Hace 48 años en un bar de New York llamado Stonewall Inn, comenzó la lucha por la igualdad de derechos para las personas Lesbianas, Gay´s, Bisexuales y Trans (LGBT) en una época donde en Estados Unidos era criminalizado tener una opción sexual diferente a la establecida por el sistema heteronormado. Los disturbios de Stonewall marcan el inicio de una lucha que ha llegado a todas partes del mundo, estos son reconocidos como los propulsores del movimiento moderno pro derechos LGBT.

Desde hace 20 años El Salvador se ha unido a la conmemoración de los disturbios de Stonewall cada 28 de Junio desde el año 1997, fecha que se realiza la primera manifestación política de personas Lesbianas, Gay´s, Bisexuales y Trans, “La Marcha del Orgullo” como suele conocerse representa la oportunidad de reivindicar los derechos humanos y civiles que todas las personas LGBT tenemos, de romper la visión que somos ciudadanas/os de segunda categoría y  sobre todo que al igual que el resto de la población somos seres humanos, salvadoreñas/os, estudiantes y profesionales.

Este año no es la excepción bajo el lema “Celebrando la Diversidad” nace la Vigésima primera marcha del orgullo con una serie de actividades que llaman a la comunidad diversa alzar su voz y posicionarse políticamente en la exigencia de sus derechos.

¿Suchitoto Diverso?

Llevo un par de meses viviendo en este municipio que me ha sacudido la vida, luego de vivir casi mis 32 años en la ciudad el cambio ha sido una marejada de emociones encontradas  que han sacudido mi visión de mundo.

Una de las preguntas que me hacía al inicio al tomar esta decisión de cambiar radicalmente mi vida fue: ¿Que hará una mujer de tu pinta en un pueblo como este? y no lo tomen a mal no hablo de los “privilegios de la ciudad”, hablo de mi imagen de mujer relaja con pinta de “Tomboy” poco común al estereotipo de mujer establecido por la sociedad. ¡¡ME ASUSTE!! – pensé que sería difícil, que podría ser criticada y juzgada por mi imagen, que podría exponerme a cualquier agresión verbal o física o simplemente ser marginada.

¡Vaya sorpresa, no ha sido así! con esto tampoco estoy diciendo que me han celebrado mi llegada al pueblo, pero se percibe un aire de respeto, parece ser un lugar donde es posible que todas y todos quepamos, donde la gente te saluda a diario de manera amable sin importar el corte de pelo, la pinta o el tatuaje en el antebrazo. Tampoco estoy diciendo con esto que no existen comentarios o miradas diferentes entre las calles empedradas de Suchitoto.

Lo cual me hace pensar al igual que en Stonewall hay gente que se ha posicionado en este pueblo y que quizás les tocó vivir burlas, agresiones e insultos para que personas como yo o visitantes puedan vivir y disfrutar de Suchitoto con esa calma que yo siento. Ha sido sorprendente encontrar otra visión del ser Lesbiana, Gay, Bisexual o Trans en ojos de otras/os que han nacido en este lugar, de conocer gente que te enseña que no hay nada mejor que vivir como una es, sin miedo.

Me resuena en la cabeza esa idea descabellada de poder generar un espacio para esta pequeña comunidad diversa que hay en Suchitoto, de generar cambios más precisos, de abrir las puertas a otras/os que están allí, que están aquí y que tienen miedo.

¿Qué pasaría si iniciamos hacer movimiento social?

 

 

Fátima Polanco, Redactora en Jefa

 

Comparte en: